DEFECTOLOGÍA POR ULTRASONIDO

La detección de defectos por ultrasonido es una técnica empleada en el mantenimiento industrial basada en el estudio de las ondas sonoras de alta frecuencia que se producen en los equipos cuando algo anormal está sucediendo.

Las ondas de sonido viajan a través del material disminuyéndose paulatinamente y son reflejadas a la interface. El haz reflejado es mostrado y analizado para definir la presencia y localización grietas ocultas, vacios, porosidades e otras discontinuidades internas en metales compuestos, plásticos y cerámicas.

El Ultrasonido permite:

• Detección de fricción en maquinas rotativas.
• Detección de fallas y/o fugas en válvulas.
• Detección de fugas de fluidos.
• Pérdidas de vacío.
• Detección de "arco eléctrico".
• Verificación de la integridad de juntas de recintos estancos.
• Erosión.
• Corrosión.
• Pérdida de material cerámico en álabes o en placas aislantes.
• Roces entre álabes fijos y móviles.

 

• Decoloraciones en álabes del compresor, por alta temperatura. • Pérdidas de material de los álabes del compresor que se depositan en los álabes de turbina o en la cámara.
• Deformaciones.
• Piezas sueltas o mal fijadas, sobre todo de material aislante.
• Fracturas y agrietamiento en álabes, sobre todo en la parte inferior que los fija al rotor.
• Marcas de sobretemperatura en álabes.
• Obstrucción de orificios de refrigeración.

La experiencia de nuestro personal técnico certificado, con la ayuda de la última tecnología en sistemas para detectar defectos por ultrasonido, nos permite garantizar los trabajos de balanceo con la mejor precisión.

Home